Daniel Segura Bonnett se quitó la vida el 14 de mayo de 2011, dos meses después de haber cumplido 28 años. Había estudiado Artes en la Universidad de los Andes, con una especialización en Arquitectura, y hacía una maestría en la Universidad de Columbia. Daniel dejó una obra copiosa para su edad, que vista en su conjunto nos muestra el tamaño de su talento como también su proceso de búsqueda. Este blog tiene el propósito de divulgar parte de su trabajo, además de hacer un pequeño homenaje a su memoria. 


Daniel Segura Bonnett took his own life on May 14, 2011, two months after his 28th birthday. He studied Fine Arts at Universidad de los Andes, with a minor in Architecture, and was pursuing a Master's Degree at Columbia University. Daniel left a significant body of work for his young age, which shows us both his talent and his search process. This blog aims to share some of his work, as well as honor his memory.    

39 comments:

  1. Muy buena su obra. Así sea breve, pero se nota su inmensa calidad. Tuvo que haber sido un magnífico estudiante. No se duda de su dedicación y entusiasmo. Quedo pendiente de seguir visitando este blog. Felicitaciones.

    ReplyDelete
  2. 4 de abril de 2013
    Piedad Bonnett en Cali. Lo que no tiene nombre. Presentación del libro. Abril 3, 2013. NTC ... Cubrimiento. http://ntc-narrativa.blogspot.com/2013_04_04_archive.html

    ReplyDelete
  3. Excelente la obra, y no se quien ha sido más valiente si Daniel o Piedad.
    Gracias por compartir la experiencia y la obra.

    Dorian.



    ReplyDelete
  4. He leido el libro y creo que no hay mas bonito homenaje a un hijo; con madurez, sensatez y profesionalismo; y el mejor mensaje.....

    Mario Ramos.

    ReplyDelete
  5. Conmovida y fascinada. No dudé un minuto luego de leer el libro en visitar el blog.
    Gracias por compartirnos su obra.

    ReplyDelete
  6. Estimada familia- disculpen si entro de este modo en el blog de su amado David-.
    Mi hermana me invitó a escuchar en la radio -cadena Ser- la entrevista que le hacían a Piedad vía telefónica, su relato me estremeció, una sacudida eléctrica recorrió mi cuerpo.
    ¿Podía darse semejante parecido?
    Al siguiente día me trasladé desde donde vivo a Alicante para comprar el libro que se ponía en circulación ese momento.Lo he leído , una primera vez de corrido, una segunda poniendo atención en cada una de las palabras y una tercera desde donde copio estas lineas "Porque contando mi historia tal vez cuento muchas otras."

    Mi hijo Ignacio tenía 22 años, se suicidó el día 28 de Mayo de ese mismo año 2011, al mediodía. Se precipitó desde un puente a las afueras de la ciudad. Padecía un trastorno bipolar desde 6 años atrás, había abandonado su tratamiento habitual el litio -plenur-.

    Tan bello, vital, deportista, informático...
    Salió de casa con un ramo de flores- que yo misma le hice del jardín-para su chica, y nunca mas lo volví a ver. Su silencio lo inunda todo y las palabras ya no me sirven, salvo las suyas.
    Gracias y mil gracias por hacerse eco de las expresiones que otras personas no podemos hacer, me siento hermanada con su dolor, con el dolor de todos ustedes.

    Y si me es permitido reciban un cálido abrazo.

    ReplyDelete
  7. Disculpen mi torpeza al cambiar el nombre de Daniel, quizá la emoción al escribir.
    Mis manos temblaban al hacerlo.
    Nuevamente les saludo afectuosamente.

    ReplyDelete
  8. Impresionante y muy bonita forma de recordar su vida. El libro es sencillamente fenomenal, una forma admirable de contar la vida de una persona y guardar todos los pensamientos. Cordial saludo desde Medellin.

    ReplyDelete
  9. Supe del blog por el libro. Gracias por compartir el talento de tu hermano con terceros, como yo. Lo que nace del arte es eterno.
    Ana

    ReplyDelete
  10. Gracias piedad por plasmar el libro "Lo que no tiene nombre" me enseña a que como psicóloga debo ser mas humana con mi paciente y con su familia, gracias por compartir tu experiencia, que leyendo cada linea, la viví como propia, gracias por enseñarme que debo ser mas profesional con amor responsable y mas humana.
    Gracias por dejarnos entrar en tu intimidad. Tu hijo Daniel es un ángel que usted y su familia ganaron en el cielo, y con el cual siempre podrán contar con su cuidado, nosotros los extraños perdimos un gran y maravilloso artista, gracias por mostrarnos sus obras.
    Conocí de ti en el Congreso de Psiquiatría que se realizo hace poco en Cartagena, quede estaciada y no descanse hasta obtener el libro, libro que me llego el día de hoy, y por primera vez me leo un libro en una tarde.
    Gracias por enseñarme tanto.

    ReplyDelete
  11. Acabo de leer "Lo que no tiene nombre". Sin parpadear y con una emoción que tampoco tiene nombre. He venido, al cerrar el libro, a este blog y ya sé que acudiré a él de vez en cuando para admirar, en silencio, las obras de ese muchacho que tenía un talento extraordinadio. Gracias por escribir ese libro y por darnos su pintura.

    ReplyDelete
  12. Simplemente maravilloso, me hizo llorar su libro y me interesa la obra de su hijo.

    ReplyDelete
  13. La historia de Daniel en la obra de " lo que no tiene nombre" es maravillosa. Pese a que murió tan joven, luchó por sus sueños y su familia fue su apoyo para no decaer. Maravillosa la forma de describir tan profundo dolor con la fortaleza de las palabras, los recuerdos, acciones y pensamientos que Piedad buscó recordando cada día de la vida de su adorado hijo. Daniel seguramente habría sido un gran artista. Sus obras de arte son estupendas.

    ReplyDelete
  14. Querida poeta Piedad, Rafael e hijas: termino de leer "Lo que no tiene nombre". Dolorosa, precisa, bella y terrible. Gracias además por darnos a conocer a Daniel a través del blog.

    ReplyDelete
  15. Nada de lo que aquí escribo se acerca siquiera a lo que sentí leyendo su libro. Piedad, para usted, su esposo y sus hijas, mi admiración inmensa. Que Daniel desde la eternidad los cuide. Gracias por compartir su historia.

    ReplyDelete
  16. Termino de leer el libro empapada en llanto, es una historia tan parecida a la de mi hijo ,pero con la fortuna de tenerlo aun viviendo hace ocho años en E.U. Escasamente viéndolo por skype. Pedi la visa para visitarlo y me fue negada. El no viene por miedo a no poder regresar,pues tiene visa de estudiante , sumado a la difícil situación económica por la que estamos pasando. Leyendo esta triste historia me entra un enorme miedo.... Me gustaría poder hablar con esta valiente madre.

    ReplyDelete
  17. Acabo de terminar de leer el libro, me recomendo leerlo el rector de la escuela donde estudia mi hijita de 9 años. No se que decir, tengo un nudo en la garganta. Quiero preguntarle cosas muchas cosas a Piedad. Cómo saber cómo advertir como intuir que algo pasa? He vivido cada escena relatada, he imaginado su ropa, sus manos, su voz.

    ReplyDelete
  18. Hasta ahora te conozco Daniel...hasta ahora que ya te fuiste, pero te admiro aunque nunca te conoci pues Piedad por medio de su libro me abrazo a la distancia... Asi como estoy segura que lo sigue haciendo contigo!!!

    ReplyDelete
  19. No todos son tan a afortunados como Daniel de tener a quien le ayude a cruzar ese camino de espinos (…) Solo Gracias.

    ReplyDelete
  20. un ahistoria magica relatada con pasion

    ReplyDelete
  21. Un homenaje para Daniel Segura Bonnett y su familia.

    https://plus.google.com/photos/104855972448136540329/albums/6068746030596196289

    ReplyDelete
  22. En mi intento por acompañar a mi amado hermano, por interpretar el mundo desde su "caos", me encontró su libro.
    Gracias Señora Piedad por compartirnos su bello y estremecedor relato, gracias por nombrar nuestros dramas, nuestras luchas; gracias por darnos a conocer a Daniel y su bellísima obra. Gracias.

    ReplyDelete
  23. Senora Piedad, Dios la guarde, Es duro lo que vivió, yo también he perdido mis seres queridos de maneras cruentas, y puedo decirlo que comparto perfectamente el contenido de su libro. Su hijo era maravilloso y bueno como dice el mío dejo un legado, quedo vivo para siempre, eso es lo bonito de ser artista o músico o escritor, que tu obra queda allí para que cada vez que la vean, lean o escuchen tu vuelvas a vivir.

    ReplyDelete
  24. Acabo de terminar el libro y estoy profundamente conmovida, llena de rabia con los sistemas de salud y hasta con la vida por someter a personas talentosas y nobles a semejante infierno. Al mismo tiempo me siento orgullosa de una madre fuerte y determinante que se volvió la voz de otros dolientes escondidos, acusados, desesperados y aterrados. Hace ya mucho tiempo que leo a Piedad y no me atrevía a leer Lo que no tiene nombre porque precisamente paso por un dolor inmenso por el diagnóstico de enfermedad de Alzheimer que le han hecho a mi madre, y si bien no hay punto de comparación, me identifico en el sentido de que, al menos en el sistema de salud colombiano, estamos desamparados, sin respuestas y sin el más mínimo cuidado en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades mentales y neurológicas. Acabo de conocer a Piedad en la Feria del Libro de Manizales y con su relato obtuve la fuerza para leer su libro y para escribir el mío sobre mi experiencia. Comprendo entonces que la literatura se levanta inevitablemente como una voz de protesta y de liberación.

    ReplyDelete
  25. Termino de leer su desahogada obra escrita con fervor en un día, agradecido por sus letras y experiencia, que reflejan la condición humana, con el dolor que tanto vivimos y las vicisitudes y contratiempo que trae la vida.las obras de su Daniel son el reflejo de ese talento que pensé que seria al leer su libro, la obra es la mas palpable trascendencia que hace perdurar lo que fue la existencia de Daniel.Gracias.

    ReplyDelete
  26. Daniel, un gran guerrero de la vida. Siento necesidad de expresar admiración por su apasionamiento y deseos de vivir una vida valedera...

    ReplyDelete
  27. Hola vivo en La Paz, BCS, Llego a mis manos el libro de Piedad Bonnet, Lo que no tiene nombre. Vivi tu muerte y sufri tu vida Daniel. Gracias Piedad por haberme incluido en tu duelo y mostrado la obra de un ser extraordinario.

    ReplyDelete
  28. Daniel un jóven soñador y con gran muestra de superación.

    ReplyDelete
  29. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  30. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  31. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  32. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  33. ... Y lo he hecho con plabras, porque ellas, que son móviles, que habln siempre de manera distinta, no petrifican, no hacen las veces de tumba ...
    El libro más hermoso y conmovedor que he leido.
    Alguna vez alguien me preguntó que piensa alguien cuando intenta suicidarse, minrespiesta siempre es la misma: Se busca matar el dolor y sin quererlo sente va la vida

    ReplyDelete
  34. Ahora conocemos a Daniel a través de su pintura y las palabras de su madre. No hay marcha atrás ni día en que vuelva pero de alguna u otra manera Danieo volvió a nacer en quienes lo leímos, lo imaginamos y lo acompañamos por medio del libro.
    Maravillosas las obras de Daniel, han talento el que tenía y que nos ha dejado.

    ReplyDelete
  35. Escuche hoy la entrevista que le hicieron a la poetisa Piedad Bonnett, me cautivo su narrativa, su vida, y sobre todo lo que le paso a su hijo. No he tenido la oportunidad de leer el libro "lo que no tiene nombre", pero debe ser muy interesante conocer en este libro la vida de su amado hijo.
    Algo que no me quedo muy claro en la entrevista de hace un rato que le hicieron en la radio, es por qué a Daniel le dio la esquizofrenia ?, hay antecedentes de esa enfermedad en la familia de la poetisa?, qué lo llevo a encerrarse en sí mismo ?, Daniel tuvo alguna experiencia terrible que no se la contó a nadie y lo llevo a tal extremo? , no lo sé, pero, es muy doloroso. Vi sus pinturas en este blog, excelente artista; lo que me muestran sus obras, pinturas, dibujos, era la necesidad de expresar su ansiedad, su dolor, el deseo de contar algo que lo atormentaba muy dentro de sí, pero que no lo puede expresar a nadie, tal vez por temor, pena, incomprensión o dolor.
    Me gustaría leer este libro, y saber más de Daniel, y tal vez pueda llegar a comprender porque opto po el suicidio, y no encontró ayuda.... tal vez sus pinturas, su arte estaban pidiendo a gritos ayuda!!!
    Piedad gracias por compartir este blog, y por la interesante entrevista de hace un rato en la radio colombiana.
    Que Dios la bendiga,

    Dorys

    ReplyDelete
  36. Buenas tardes, Piedad si me permite llamarla así, acabo de leer su libro y me conmovió, es entendedor, creído, directo, perdió sobre todo sincero, va al corazón, no he leído monzón propensa suyo perdió me acaba de devolver al cuerpo, a la mente al espíritu las ganas de leer de escribir cosas curiosas poemas, un relato desde lo profundo del alma, con si hijo, con Daniel, sentí el corazón recogido, estremecido, perdió también si me disculpa, un poco de libertad para su hijo, dicen los que creen "que la muerte es otra vida" quizás Daniel está viviendo otra vida, pero sin duda sigue vivo en su literatura, en sus pinturas, en usted y ahora en mi y en quienes han leído este bello libro. Gracias.

    Me podria si no es mucho descaro darme su correo electrónico, para enviarle un pequeño poema que me ha inspirado su hijo, su relato usted, mi correo flosilfer@gmail.com

    ReplyDelete